fbpx

La importancia de reciclar el aceite usado

El problema comienza cuando, después de cocinar algún delicioso plato en nuestra cocina, tiramos por el fregadero el aceite que acabamos de utilizar. Con esta acción tan cotidiana, casi sin percibirlo, estamos colaborando con la contaminación de nuestros mares y ríos, perjudicando al medio ambiente.

Al quedar flotando en el agua, el aceite forma una película superficial que impide el paso de la luz y el intercambio de oxígeno entre el aire y el mar. Esto afecta la vida marina, tanto animal como vegetal.

A su vez, la corriente termina arrastrando estos desperdicios hacia los basureros marinos, convirtiéndose en una mancha creciente.

En promedio, una familia de cuatro personas genera entre 18 y 24 litros de residuos de aceite por año. En España, se estima que dos tercios de estos desechos acaban en las alcantarillas.

Al proceder a su reciclado, no sólo colaboramos con la conservación del medio ambiente, sino que también ayudamos al buen mantenimiento de tuberías y desagües, evitando los atascos, la reproducción de bacterias y los malos olores.

El aceite de cocina puede ser reutilizado para la cocción de otros alimentos cuando no se ha ensuciado mucho o cogido un sabor fuerte. También puede emplearse para fabricar jabón en pastillas, detergente, cera, cremas, lubricantes, pinturas y velas, entre otros productos.

Por otro lado, el aceite reciclado sirve para obtener biodiesel, un combustible menos contaminante que aquellos derivados del petróleo, por lo que su beneficio ecológico es doble.

Botellas de aceite de olivaen posadas en fila

Fuerte agente contaminante

Se estima que un litro de aceite doméstico puede contaminar mil litros de agua. Uno de los mayores daños que esto genera es la polución de las aguas residuales urbanas. 

Además de ser altamente perjudicial para el medio ambiente y la salud de la población el tratamiento del agua en las estaciones depuradoras genera altos costos económicos para toda la comunidad.

Por su parte, el aceite industrial, utilizado en la maquinaria pesada y el motor de los automóviles, es todavía más perjudicial: dos litros pueden contaminar el agua de una piscina olímpica o la superficie de dos campos de fútbol.

Este producto tiene un alto contenido de metales pesados y baja biodegradabilidad, lo que lo convierte en una amenaza para los suelos, que pueden perder su fertilidad, y para las aguas, tanto superficiales como subterráneas, donde puede perdurar hasta 15 años.

Si se quema, emite gases muy peligrosos.

Aceite de oliva mezclado en agua

Reciclando aceite

Para reciclar el aceite usado, este debe ser almacenado en botellas o garrafas de plástico y llevado a un contenedor urbano especialmente preparado para tal fin o a un centro de reciclado.

El aceite que puede reciclarse es el vegetal sobrante de la cocina, de frituras, grasas y asados, de alimentos enlatados, manteca de cerdo, o grasas estropeadas y caducadas.

En el caso de los aceites de motor, grasas industriales o los que tienen bases de petróleo, estos no deben colocarse en los contenedores, ya que la legislación obliga a los propios fabricantes a garantizar y financiar su recogida y gestión.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

2018 – 2019 @ Eco Lyser – Todas las imágenes y archivos usados en nuestra plataforma están protegidos por derechos de autor y son propiedad de sus legítimos dueños

VALOR ACTUAL DE LA ECO MONEDA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies