fbpx

Las Eco-Ciudades y sus beneficios

Las Eco-Ciudades se entienden como una ciudad que es diseñada partiendo desde la idea de los principios ecológicos. Esta idea surge como una nueva aproximación del desarrollo sustentable.

Según el Informe Brundtland (1987) dictado por la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo para la Organización de las Naciones Unidas (O.N.U), se explica que el desarrollo sustentable implica el hecho de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades, a lo cual esto involucra una serie de medidas encaminadas a la administración eficiente y responsable de los recursos naturales por parte del ser humano para la preservación del equilibrio ecológico, a lo cual refiere la implementación en gran medida de la voluntad de los gobiernos para formular una serie de políticas públicas que favorezcan y a su vez faciliten la concientización así como la participación de la ciudadanía y por supuesto de las empresas en temas como la prevención de la contaminación del medio ambiente, el ahorro de los recursos energéticos y el empleo de energías renovables en el ámbito que se desempeñan.

Edificios con multitud de enredaderas y zonas verdes

Una ciudad ecológica es aquella que puede proveerse a sí misma con la mínima dependencia de las zonas rurales que pueden llegar a rodearla, a su vez, esta crea la menor huella ecológica posible para sus residentes. Resultando todo esto en una ciudad que es amigable con el medio ambiente, en términos de contaminación, uso de la tierra y reducción de las causas que contribuyen al calentamiento global. El desarrollo sustentable de estas ciudades, es un concepto de evolución de la antigua idea de desarrollo, pues no solo contempla el progreso económico y material, sino que lo plantea a su vez en un equilibrio con el bienestar social y el aprovechamiento responsable de los recursos naturales tanto renovables como no renovables. 

De este manera se logran conciliar los tres elementos fundamentales de la sustentabilidad, entendiéndose estos como lo económico, lo ecológico y por supuesto, generando un gran impacto en el ámbito social. En Europa, numerosas empresas se han sumado a la intención de crear ciudades más sostenibles y responsables.

Una de las principales es Ecoembes, una sociedad anónima sin ánimo de lucro, cuyo objeto social es el diseño y organización de un Sistema Integrado de Gestión (SIG), su objetivo está encaminado a la recogida selectiva y recuperación de residuos de envases para su posterior tratamiento, reciclado y valorización, generando oportunidades de empleo para muchas personas, todo partiendo desde el enfoque principal, crear conciencia a través de una educación ecológica certera; su objetivo es alcanzar cierto nivel de progreso material sin por ello comprometer el medio ambiente, los recursos naturales que en este abundan, o la calidad de vida de los seres humanos y demás especies habitantes del planeta.

Canal de agua en Hamburgo

Desde el nacimiento de estos conceptos, han existido controversias acerca si el término correcto es “desarrollo sustentable” o “desarrollo sostenible” lo sorprendente, es que ambas expresiones son correctas, en virtud de que ambos conceptos se refieren a algo que se puede mantener en el tiempo, sin agotar los recursos disponibles o tan siquiera causar daños irreparables en el ecosistema, en cuestión de términos, es importante agregar que “el desarrollo sustentable” es más usual en países de habla hispana no pertenecientes a Europa, mientras que en la Comunidad Europea suele hablarse con muchísima más frecuencia de “desarrollo sostenible” a ciencia cierta, ambas significan lo mismo.

Hoy en día existen edificaciones en las cuales el concepto para su elaboración fueron basados en bioconstrucciones, tales como el edificio municipal de Melbourne, ubicado en Australia, así como muchos asentamientos informales, que hoy en día llegan a practicar los principios de las ciudades ecológicas, tales como: uso eficiente de la energía, reciclaje, agricultura comunitaria, y peatonalización. Encontramos en este mismo orden de ideas, el proyecto Sociópolis, ubicado en la ciudad española de Valencia, el cual pretende desarrollar viviendas integradas de bajo impacto ambiental, combinado con zonas de agricultura tradicional y sistemas de regadíos; tenemos también que tomar en cuenta el proyecto impulsado por Colombia, conocido como Ecumenópolis, de Magnum astron, que propone la inclusión de tecnología de avanzada y de muy alto rendimiento energético de su propia invención, para lograr la sustentación efectiva del mismo, al igual que los otros proyectos generando el mínimo impacto en el medio ambiente.

Ciudad de las artes y las ciencias en Valencia

Lo que resalta aquí, es que el proyecto más ambicioso en esta área ecológica se lo lleva sin duda alguna China, país que ha fomentado la construcción de cinco ecos ciudades encontrándose tres de estas cerca de la ciudad de Shanghái y dos en la ciudad de Pekín; la primera de éstas, Dongtan, se está desarrollando en la isla de Chongming, Shanghai, y ha sido diseñada cumpliendo rigurosos estándares para minimizar el impacto ambiental y dejar una mínima huella en el ambiente. Una de las claves de esta eficiencia es la incorporación de la vida vegetal directamente en la estructura. Esto no sólo compensa la producción de carbono de la construcción del propio edificio, puesto que las plantas absorben Dioxido de Carbono (CO2), sino que también implican un ahorro significativo en el uso de la tierra, esto se debe que al construir “jardines verticales” en los lados de los edificios o en los tejados, los desarrolladores orientados a la sostenibilidad pueden insertar espacios verdes en distritos o barrios, independientemente del acceso a áreas abiertas y arboladas, que puedan ser parte de las nuevas construcciones.

Todos estos factores se deben a las actividades humanas y sus causas subyacentes son sociales, económicas y políticas. Los efectos de nuestras actividades, que durante gran parte de la historia han sido de una escala pequeña, se han convertido de gran escala, llegando a afectar el la estabilidad de todo el planeta. El cambio global, ha pasado a ser una de las principales amenazas a la biodiversidad. En el mundo, gran cantidad de especies endémicas de distribución altamente restringida son susceptibles a ser afectadas por los factores indicados.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

2018 – 2019 @ Eco Lyser – Todas las imágenes y archivos usados en nuestra plataforma están protegidos por derechos de autor y son propiedad de sus legítimos dueños

VALOR ACTUAL DE LA ECO MONEDA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies