fbpx

Las empresas y el camino hacia un modelo de negocio responsable

Las compañías parecen haber entendido la necesidad de gestionar sus procesos de negocio de manera que deriven en un aporte de valor a largo plazo para sus clientes, proveedores, empleados y la sociedad en general.

Cada vez son más las organizaciones que buscan impulsar un modelo sostenible y sustentable, que permita un equilibrio entre la generación de ingresos y el cuidado del medio ambiente. La ISO 14001 es la norma mediante la cual las empresas pueden certificar que cuentan con un Sistema de Gestión Ambiental (SGA) que cumple con los estándares de calidad adecuados. 

Creada por la Organización Internacional para Normalización (International Organization for Standardization), su implementación permite gestionar e identificar los riesgos ambientales de forma sistemática, como parte de las prácticas de negocios habituales.

Entre otras cuestiones, la norma exige crear un plan que incluya objetivos, metas ambientales, políticas y procedimientos para lograr esas metas, responsabilidades definidas, actividades de capacitación del personal, documentación y un sistema para controlar cualquier cambio y avance realizado.

También describe el proceso que debe seguir la organización y le exige respetar las leyes ambientales nacionales.

Sin embargo, no establece metas de desempeño específicas de productividad. Esto genera la limitación de que empresas con objetivos ambiciosos y otras con metas más modestas puedan recibir la misma certificación.

Mesa de trabajo rodeada de flores

Beneficios para todos

Además de cuidar el medio ambiente, la implementación de un Sistema de Gestión Ambiental ofrece otras ventajas para las empresas, entre las cuales, destaca la posibilidad de mejorar la imagen corporativa frente a la sociedad al mostrarse como una compañía responsable que se preocupa por los recursos naturales y la contaminación.

Su adopción también permite optimizar la calidad de los procesos y ahorrar recursos, ya que la misma requiere un compromiso con la mejora continua.

A su vez, posibilita un uso más eficiente de las materias primas, reducir el consumo de energía y prevenir riesgos de accidentes.

Por otro lado, ayuda a mejorar el manejo de los residuos y evita sanciones por el no cumplimiento de las normas ambientales.

Cuidados en la oficina

Más allá de las políticas implementadas por las empresas, es importante que entendamos que la gestión medioambiental es una tarea de todos, y que cada uno de nosotros desde nuestro lugar podemos ayudar a cuidar la naturaleza. 

Por ejemplo, en la oficina debemos recordar apagar las luces y los equipos cuando no los estemos utilizando, además de optimizar el uso de aires acondicionados y calefactores aprovechando al máximo la luz y ventilación natural. 

También es importante realizar un uso prudente del papel y evitar los vasos y botellas de plástico. Para ello, lleva tu propia taza de cerámica y vasos de vidrio a la oficina. 

En lo posible, también evita el uso de aromatizadores y aerosoles, siempre separa la basura de acuerdo a sus componentes. 
De esta manera, todos ayudaremos a cuidar al medio ambiente.

Sala de reuniones de empresa
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

2018 – 2019 @ Eco Lyser – Todas las imágenes y archivos usados en nuestra plataforma están protegidos por derechos de autor y son propiedad de sus legítimos dueños

VALOR ACTUAL DE LA ECO MONEDA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies