fbpx

Los últimos 4 años fueron los más cálidos de la historia

El calentamiento global no se detiene y las cifras de su crecimiento son cada vez más alarmantes. De acuerdo a un informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los últimos cuatro años fueron los más cálidos que se han registrado desde el año 1850, en que comenzó a medirse de forma sistemática la temperatura.

Estos datos son un claro reflejo del cambio climático que desde hace tiempo se viene produciendo a nivel mundial, como consecuencia de las concentraciones récord de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Otros ejemplos de sus efectos son el aumento del nivel del mar, el derretimiento de hielo y glaciares y la acidificación de los océanos.

El reporte de la OMM señaló que la temperatura media global de la superficie de la Tierra en 2018 superó en alrededor de 1,0°C los niveles de la época preindustrial (1850-1900).

Durante el año también se produjeron varias catástrofes naturales relacionadas con el clima, que dejaron miles de muertos y pérdidas económicas por casi 100 mil millones de dólares.

Éstas incluyeron huracanes, incendios forestales, sequías, tifones e inundaciones que afectaron en forma directa a más de 62 millones de personas.

El grado de calentamiento global en el periodo 2015-2018 fue excepcional. Como prueba de esta tendencia en aumento, los 20 años más cálidos registrados hasta el momento fueron dentro de los últimos 22 años.

Los últimos 4 años fueron los más cálidos de la historia

2019 comenzó con cifras alarmantes

Los fenómenos meteorológicos extremos vienen aumentando año a año, causando fuertes daños en el medio ambiente.

Los pronósticos a futuro son todavía más escalofriantes y el 2019 empezó con temperaturas alarmantes en todos los continentes. Por ejemplo, Enero, fue el mes más cálido del que se tenga registro en Australia, dónde también se produjeron inundaciones históricas.

En América del Norte el frío extremo afectó a varias regiones, mientras que en la Patagonia hubo una ola de calor inédita, que superó los 38 grados.

Por su parte, el Ártico se está calentando al doble del promedio mundial y una gran parte del hielo en la región se ha derretido.

Para combatir el calentamiento global, cerca de 200 gobiernos firmaron el acuerdo climático de París en 2015, en el que se propusieron eliminar gradualmente el uso de combustibles fósiles y limitar el aumento de las temperaturas a 2.0 grados por encima de los tiempos preindustriales.

De acuerdo a expertos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), controlar el aumento de las temperaturas requerirá transiciones rápidas y de largo alcance en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades y que las emisiones de dióxido de carbono emitidas por los humanos bajen al menos un 45% para 2030.

En ese sentido, será necesario aumentar significativamente el nivel global de acción a favor del cambio climático, para evitar que sus consecuencias sean irreversibles.

El derretimiento de hielo y glaciares es otra de las consecuencias del calentamiento global.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies