fbpx

Sólo se recicla un 20% de la basura electrónica generada en el mundo

A todos nos gusta tener el teléfono móvil de moda, la última tableta lanzada al mercado o el smart TV de mayor resolución y tamaño. Nos hemos vuelto dependientes de la tecnología y la vorágine de novedades constantes hace que corramos atrás de lo nuevo, descartando muchas veces aparatos en perfecto estado, sin necesidad.

Vivimos en una sociedad consumista que nos obliga a cambiar nuestros equipos electrónicos cada vez con más frecuencia. Y, sin darnos cuenta, con esta conducta desaforada estamos comprometiendo seriamente los recursos naturales y contaminando de manera cada vez más preocupante el medio ambiente.

Según un informe de la Universidad de Naciones Unidas, cada año se generan en el mundo 50 millones de toneladas de basura electrónica. Y de ese total, en la actualidad sólo se recicla un 20%.

Como si esto fuera poco, los pronósticos a futuro son todavía más escalofriantes: los expertos estiman que esa cifra se triplicará en las próximas décadas, alcanzando los 120 millones de toneladas anuales de basura electrónica para el 2050.

Cerca de la mitad de ese material descartado corresponde a dispositivos personales, como ordenadores, pantallas, smartphones, tabletas y televisores. El resto está compuesto por electrodomésticos más grandes, como frigoríficos y lavadoras, además de equipos de calefacción y aire acondicionado.

Basura electronica descansa esperando su destrucción

Ventajas del reciclado

Reciclar estos elementos que contienen sustancias tóxicas para las personas y el medio ambiente, se ha convertido en una necesidad urgente.

Además de la cuestión primordial de la sustentabilidad, el reciclado también puede ser un gran negocio: la chatarra electrónica contiene materiales muy valiosos, como oro, plata, cobre y hierro, cuyo valor en el mercado se estima en más de 60 mil millones de euros al año.

De hecho, el informe de la Universidad de las Naciones Unidas destaca que hay 100 veces más oro en una tonelada de desechos electrónicos, que en una tonelada de mineral que se extrae de las minas.

Un smartphone promedio contiene hasta 60 elementos, principalmente metales pesados, que son muy valorados en la industria electrónica por su alta conductividad.

Esos elementos pueden recuperarse, reciclarse y usarse como materia prima secundaria para nuevos productos.

Robot rodeado de cajas y basura

Cultura del reciclado

En muchos países existen leyes que obligan a los fabricantes, vendedores y distribuidores de electrónicos a hacerse cargo de la recolección, tratamiento y recuperación de los productos que venden.

Lo mismo ocurre con los consumidores, quienes están obligados a descartar sus ordenadores y teléfonos móviles fuera de uso en lugares adecuados para su tratamiento.

Sin embargo, todavía no existe una cultura del reciclado de la e-basura adecuada y la mayoría continúa librándose de sus desechos electrónicos sin tomar los cuidados necesarios.

En definitiva, el problema de la basura electrónica sigue creciendo año a año y todavía no ha sido abordado con el rigor que requiere.

Si no ponemos en marcha alternativas constructivas relacionadas con el desarrollo sostenible -ecologismo, decrecimiento, consumo responsable, agricultura, reciclado- sus efectos negativos provocarán daños irreparables en el corto y mediano plazo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

2018 – 2019 @ Eco Lyser – Todas las imágenes y archivos usados en nuestra plataforma están protegidos por derechos de autor y son propiedad de sus legítimos dueños

VALOR ACTUAL DE LA ECO MONEDA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies